Inicio / Blog / Origen e importancia del Pentecostés Cristiano

Origen e importancia del Pentecostés Cristiano

1- La Fiesta Judía de Pentecostés se celebraba a los 50 días de la Pascua, Ver «Fiestas».

2- El Pentecostés Cristiano ocurrió y se celebra a los 50 días de la Pascua Cristiana, de la Resurrección de Cristo.

Lo describen Hechos 2: El Espíritu Santo descendió sobre los cristianos, después de haber estado en oración por nueve días como les había instruido Jesús en Hechos 1,5-8.

Lo que les ocurrió es que recibieron el «poder» del Espíritu Santo, que les había ofrecido Jesús en Hechos 1,8, para ser «testigos de Jesús». Tuvieron una alegría tal, que los que los veían pensaban que estaban «borrachos»: (Hechos 2, 13,15), y recibieron el don de lenguas, extranas, «según el Espíritu les otorgaba expresarse»: (Hechos 2,4).

Este «Pentecostés» es de una gran importancia, porque aquí nació oficialmente la Iglesia, ante testigos de tantas lenguas y naciones representadas por los asistentes: (Hechos 2,9-11). La Iglesia, que nació en el Calvario, entre sangre y dolor, como todo parto, se manifestó al mundo en Pentecostés, cuando los Apóstoles que ya no tenían a Jesús con ellos, se dieron cuenta que ahora to tenían «dentro de ellos», por obra del Espíritu Santo, tal como les había prometido el Senor: (Jn 14,16-18, Jn 16,7-15)

7 Episodios de Pentecostés describe el Nuevo Testamento.

1- El Primero, le ocurrió a la Virgen, que engendró a Jesús, por obra del Espíritu Santo, ¡y ésta es la esencia de cada Pentecostés!. La Virgen hizo después dos cosas: (Lc.l, Mt.l).

– Se fue a «servir», a ayudar a su prima Isabel, que era anciana y estaba embarazada de seis meses: (Luc 1,39).

– Lo segundo, es que cantó las glorias de Dios, en uno de los cantos más bellos de la Biblia, en el «Magnificat» de Luc 1,46-56.

2- El segundo episodio de Pentecostés le ocurrió a Isabel y Juan, en Luc 1,40-45 : Cuando Isabel vio a María, se llenó del Espíritu Santo, canto la alabanza más entranable a Jesús, bendiciendo a su madre, la más bendita: De todas las mujeres, y Juan saltó de gozo en sus entranas, al llenarse del Espíritu, como había predicho en Lc.l.

3- El Tercero, fue «el Gran Pentecostés» de Hch.2, que ya describimos. En él estaba también envuelta la Virgen, porque cuando ocurrió estaban orando los 12, con María, y los otros 120 hermanos del Senor: (Hec 1,13-15).

4- El cuarto, fue «el de Samaria», de Hch.8 Felipe había estado predicando, pero vinieron Pedro y Juan, les impusieron las manos, y recibieron el Espíritu Santo: (Hec 8,17). y la Biblia no nos dice to que pasó, pero debió hacer algo tan grandioso que un tal Simón quiso comprarle a Pedro el «poder de imponer las manos», en 8,18-19; ¡y Simón sabía y había visto los milagros que había estado haciendo Felipe, en 8,6!, pero eso de hacer milagros no to quería «comprar», pero sí lo de la imposición de las manos con la venida del Espíritu.

5- E1 quinto, es «el de S. Pablo»: Saulo perseguía a los cristianos, ¡para matarlos!. ¡no era un cristiano, ni mucho menos!. ¡y el caballo to tiró!, quedándose ciego, 9,3-9. Después vino Ananías, le impuso las manos, y Pablo recibió la vista y se llenó del Espíritu . y, después, se bautizó: (9,17-18). Aquí no hubo «lenguas», pero sí un gran gozo, ¡y vio!. en cada episodio de Pentecostés hay, no sólo algo grande interior, sino una manifestación externa que los presentes pueden ver.

6- El sexto episodio de Pentecostés, es el «Pentecostés de los Gentiles», que le ocurrió a Cornelio y su familia cuando les estaba predicando Pedro: Se llenaron del Espíritu y hablaban lenguas y glorificaban a Dios. y entonces Pedro los bautizó, ¡aunque eran gentiles, no judíos!, porque no podía negarle el Bautismo a unos que habían recibido el mismo Espíritu que él en Pentecostés: (10,44-48). Fueron los primeros «gentiles» bautizados.

7- El séptimo, fue el de los Efesios, a unos cristianos que ni siquiera habían oído hablar del Espíritu Santo. Pablo les impuso las manos, y los 12: Hombres recibieron el Espíritu, hablaron en lenguas y profetizaron: (Hch.19).

Sobre Administrador

Ver también

Transmitir la fe hasta los confines de la tierra

Transmitir la fe hasta los confines de la tierra También vosotros, jóvenes, por el bautismo …

Deja un comentario