A huge collection of 3400+ free website templates JAR theme com WP themes and more at the biggest community-driven free web design site
Give your website a premium touchup with these free WordPress themes using responsive design, seo friendly designs www.bigtheme.net/wordpress

Historia

Reseña Histórica

Parroquia Cristo Rey y Santa Cruz

La parroquia Cristo Rey y Santa Cruz, como todas las parroquias de Honduras cuenta con su historia, y en este caso sabemos que la misma es de reciente creación; según nuestros informantes y el decreto de erección de la misma, esta fue creada por el Arzobispo de Tegucigalpa Monseñor Héctor Enrique Santos, en el año de 1962 siendo nombrado como su primer párroco el Presbítero George Malthus de nacionalidad Hondureña.

Los presbíteros que han desempeñado su ministerio sacerdotal en esta parroquia como párrocos son: George Malthus, Alejandrino Munguía, Ramón Munguía y Actualmente Rigoberto Velásquez Ramos y colaboradores.

La comunidad recuerda con cariño el trabajo infatigable de los sacerdotes Francisco Zonet, Abilio Bustillo, Santiago, Francisco Torres, German González, Dimas Rivera, Rafael Alvarado y actualmente Luis Betancourth.

El diámetro territorial comprende las colonias; Manchen, 21 de octubre, Guillen, el Rincón, Modesto Rodas Alvarado No. 2, Barrio Vieja Santa Rosa, La Bolívar, Reparto por Arriba, Reparto por Bajo, Suazo Córdova, el jardín de las Mercedes, las joyas, Girasoles, Las minitas, Barrio la Cruz, Barrio san Pablo, Etc.

La particularidad de esta parroquia lo constituye el hecho de que así como está constituido por diferentes barrios y colonias, también se han constituido varios templos, que si bien es cierto son de reciente creación, lo más importante para nuestra iglesia hondureña está en el hecho de destacar el esfuerzo que las comunidades han realizado para hacer realidad lo que en un momento fue un sueño, pero que gracias al trabajo de muchos devotos católicos y sobre todo al empeño de los laicos comprometidos se convirtió en realidad, no obstante; aclaramos que todos y cada uno de ellos por ser de reciente factura o en su defecto por la escases de recursos al momento de su construcción, no tiene un estilo arquitectónico definido, si no que responden a la necesidad de cubrir el deseo de celebrar los actos litúrgicos de nuestra iglesia en un recinto sagrado y consagrado exclusivamente para ese fin.

Pasamos ahora a realizar una breve reseña de la forma como se fueron edificando dichos templos.

Templo de Cristo Rey.

Cada templo de nuestro territorio nacional por pequeño que sea tiene su historia y el de la zona de la 21 de octubre no es la excepción. Es de hacer notar que esta zona era considerada como el centro parroquial, cuando se crea la misma y ahí residía el primer párroco George Malthus hasta que el presbítero Ramón Munguía decide cambiar la cede para la zona de la colonia 21 de octubre donde se encuentra establecida todavía.

Las acciones tomadas por los vecinos católicos de esta zona para lograr que se edificara este templo no fue fácil y podríamos decir, tomando las palabras del parroquiano seglar José Aguilar, que la Lucha fue dura, él nos cuenta que en principios las misas, dada la necesidad espiritual manifestada por los feligreses se celebraba de casa en casa, se desplazaba desde la Iglesia Catedral un sacerdote aunque primero tenían que conseguir que este aceptara venir al lugar, no obstante también se intentaba traer sacerdotes de otras parroquias.

Posteriormente esta zona es asignada a la parroquia Medalla Milagrosa que estaba a cargo del Sacerdote Español Vicente Pastor y los sacerdotes que se desplazaban a oficiar las misas a esta zona eran los sacerdotes españoles: José Suenet y Francisco Martínez, quienes oficiaban las misas en una galera de tabla de orilla improvisada para tal fin; y no eran muchos los participantes, esto obedecía a que la misma colonia como tal no tenía la cantidad de habitantes que posee hoy en día.

Después de un tiempo de realizar las misas en este lugar se organizó el comité pro- construcción del templo parroquial que entre otros estaba constituido por las siguientes personas:

  • Máxima de Alvarado (QDDG)               presidenta
  • José Aguilar                                              Tesorero
  • Ramón Espinoza                                      Secretario
  • Ángela López                                            Miembro
  • Baudelia de Ortiz                                     Miembro
  • Juan López                                                Miembro

Este comité se encargó de planificar las diferentes actividades que se llevarán a cabo y que tendrían como objetivo básico la construcción del templo de la colonia. Dentro de  las actividades que aún se recuerdan podemos mencionar los comités bailables, reuniones bailables, en donde se vendían bocadillos ligeros. Kermes en el centro comunal etc.

Semanalmente se hacían de lp. 1500.00 a 1700.00 lempiras.

El apoyo de la comunidad fue notorio, todas y cada una de las personas estaba consciente de la necesidad de tener un templo parroquial y una de las cosas que existió en todo momento fue la unidad, en parte eso se logró por el deseo ferviente de tener su propio templo para participar de los diferentes actos litúrgicos.

Cuando ya se tenía un cierto capital y el terreno que fue donado por el INVA, se dio inicio a los trabajos de construcción del edificio, basado en los planos que el Ingeniero Luciano Duron había diseñado para tal fin, lastimosamente como nos comenta una persona que estuvo a cargo de la construcción y miembro de la parroquia, hermano Juan Antonio López, “los planos eran muy bonitos, pero nosotros no podíamos desarrollarlos como los tenía El y le cambiamos bastante a la estructura pero la iglesia es fuerte cimiente, porque fui yo quien lo cimente.

Un dato curioso compartido por don Juan es el hecho de que para realizar esta cimentación ellos consiguieron que el director de la penitenciaria central les prestara reos para trabajar en dicho trabajo a cambio de darles su comida diaria aunque la comunidad siempre les daba su dinero los fines de semana. Esta ayuda concluyo cuando en una oportunidad se les escaparon tres reos a los guardias logrando capturar uno, esto como producto de los matorrales que existía en aquel entonces y lo despoblado de la zona , lo que facilitaba que se diera estos hechos.

La construcción total de este templo duro aproximadamente unos cuatro años y en todo este tiempo se siguió haciendo actividades para recaudar fondos, no se obtuvo ninguna ayuda del exterior, si  no que todo fue por esfuerzo de la comunidad, calcular el costo total de la obra es sumamente difícil, porque esta fue construida basándose en actividades y aportaciones que realizaron algunas personas.

En principios la comunidad eligió el nombre de San Martin de Porres para su parroquia y la esposa del expresidente Julio Lozano dono la imagen del Santo, pero en vista que ya existía ese nombre en la iglesia del barrio Morazán decidieron llamarla parroquia Cristo Rey la Cruz.

El día que se inauguró el templo quien oficio los actos de la solemne bendición fue el Presbítero Vicente Pastor Vicente Pastor y se contó con la presencia del presidente José Ramón Villeda Morales y algunos de sus ministros entre los que se recuerda las palabras del ministro de educación.  

El primer movimiento en llegar a la recién creada parroquia fueron los cursillos de cristiandad en 1963, posteriormente el movimiento Neocatecuemnal que el año de 1976 fundo la primera comunidad según nos comenta don Jose Aguilar.

El templo como tal a lo largo de estos treinta y nueve años a sufrido algunas reformas y se ha construido a uno de los laterales un hermoso salón parroquial que fue construido gracias al celo que para tal fin desempeño la religiosa Sor Francin, de grato recuerdo para toda la feligresía.

Cargando…
Ir a la barra de herramientas